Arpegio

Brockhampton: GINGER

El colectivo finaliza su quinto álbum, luego de un año de silencio. Tras un cuarto disco que redefinió su sonido y las secuelas de la separación de Ameer Vann y la fama, nos llegan letras más contundentes y con tintes melancólicos.

En su mejor forma, Brockhampton es un conjunto de muchachos desadaptados que encuentran en el hip-hop un camino para expresar sus vicisitudes. Gracias a ello, se ha impuesto en la segunda mitad de esta década como un grupo gestor de himnos llenos de juventud, alegría, sensibilidad y furia (Heat, Gummy, Boogie, Face, Zipper). Es una agrupación llena de matices. Por lo cual, las expectativas del lanzamiento de Ginger no eran menores.

Entender el quinto álbum del colectivo es estar consciente de lo que estos amantes de Kanye West han atravesado en los últimos dos años: muchos problemas y escándalos. Es cierto, consiguieron el éxito musical, pero con él también conocieron el vacío que trae consigo la fama. Erigieron sus voces, y a cambio perdieron a una de las más distinguibles en la banda: Ameer Vann, por acusaciones de asalto sexual.

Así se ha construido la realidad la boy band, que en este disco entra, al igual que en Iridescence, en un proceso de reflexión, ya que si bien ha encontrado destellos de genialidad desde la partida de la cara de la trilogía Saturation, es imposible ignorar que todavía la agrupación se encuentra en estado de duelo. La portada precisamente resume este sentimiento. En la intimidad de un abrazo, se puede observar a un JOBA aparentemente destrozado, arrepentido y reducido. No hay violencia ni colores vivos, pero si hay perdón e intimidad.

El peso del pasado

Todo inicia con una confesión. No Halo es la primera canción y concuerda maravillosamente con la carátula. Con arpegios y beats deslumbrantes, el grupo se disemina, desnuda y revela ante nosotros. Las primeras palabras que escuchamos son I don’t Know where I’m goin’/If I gotta take the high road, I’m rollin. Y sabemos que es cierto, que ellos no saben a dónde van, pero la madurez, tanto musical como personal, que han adquirido, los ha puesto en la posición que están. Así, conforme avanzan los segundos, cada miembro se desliza a través de las melodías con profesionalidad, y, en este primer capítulo, tal vez encontramos uno de los productos más comerciales y profundos que hayan realizado en toda su carrera.

Sugar, la siguiente, tratará de emular el mismo sentimiento; no obstante, se ramificará. Sonará más a las tardes de verano y juventud. En tanto, la tercera, Boy Bye, será la explosión con la cual Brockhampton ha educado a su audiencia. Es el colectivo en su mejor faceta, con versos irónicos, personales y una producción escurridiza y bien lograda. Además, usa el recurso de la repetición (un clásico en el grupo), para crear uno de los mejores momentos del disco cuando JOBA dice: “I’m beautiful and bashful”.

La faceta más expresiva del grupo.

La religión

Lo que viene luego en el álbum podría ser considerado como una serie de reflexiones en las que la boy band manifiesta sus opiniones sobre dios y la religión. En Heaven Belongs To You, slowthai, uno de los nuevos talentos musicales de UK, roba el micrófono, convirtiéndose en una especie de predicador. El ambiente sonoro en el cual su voz existe parece una película de terror. ¿Y cómo no serlo? La letra habla sobre su estado mental y su visión del creador. It’s just sickining.

I walk on water, paint and touch‚ what I bring to these  
And there's a war in my head, just like the Middle East
And I'm the flurry, vision blurry, see soliloquies

Después, una vez que el europeo abandona el escenario, lamentablemente, el primer error del proyecto arriba: ST. Percy. Lo que promete ser una canción importante para el desarrollo de la narrativa del disco, termina adquiriendo tonos anodinos, en los cuales no se haya un propósito definido.

Sin embargo, luego (y felizmente) suena If You Pray Right, la antípoda de Heaven Belongs To You, donde el confesionario se convierte en una fiesta. Dom McLennon no rapea, sino que juega con las palabras, Kevin Abstract nos regala un coro pegajoso, y tanto JOBA, como Matt Champion y Merlyn Wood, sueltan líneas satíricas y divertidas. Es el grupo en su mejor forma.

En el epílogo de If You Pray Right, Abstract nos regala sonidos que destilan lamentos, anticipándonos para lo que podría ser considerado como el final del viaje: Dearly Departed. En esta pieza, el coro rompe esquemas. JOBA alcanza notas tan frágiles como llenas de dolor, luego de que Kevin haya dejado por fin partir a su amigo, Ameer Vann, en una confesión desgarradora. Matt, por su lado, se despide de su abuela, pintando un escenario lleno de lujos, pero con un vacío emocional en el cual recuerda su infancia. Y, finalmente, Dom escupe su verdad sobre Ameer. Él está en otro plano, muy lejos. Es momento de aceptarlo y superarlo. La guitarra llora, mientras el micrófono cae. Hay un poco de David Bowie, combinado con jazz, gospel y soul . Mi canción favorita de todo el record, sin duda alguna.

Uno de los momentos más devastadores del disco

La extensión del caos

Aquello último hubiese sido un final digno. No obstante, por alguna extraña razón, el colectivo, luego de momentos sólidos, baja notablemente su calidad en los siguientes tres tracks. La música, a partir de este punto, se siente forzada, como una película que no decidió correctamente su última media hora. En este sentido, I Been Born Again, se convierte en un desorden donde las ideas no coexisten correctamente; Ginger, en una deficiente pieza pop; y Big Boy, en un residuo de Iridescence, donde el auto-tune, en lugar de ayudar, destruye las melodías.

Los minutos avanzan y sobran. Por ello, las últimas dos canciones tratan de recuperar el vuelo, aunque ya sea tarde. Love Me For Life intenta cambiar el panorama. Con un beat bien logrado y un ritmo pausado, el disco se convierte de nuevo en un confesionario para nuestros protagonistas. Merlyn, JOBA y Kevin entregan lo que pueden y no fallan en el estilo, en una canción más que sólida, pero que se siente como un manotazo de ahogado.

Así pues, llega el final con Victor Roberts, una pista que se construye a través de una historia melancólica y trágica, en la cual un niño se ve extirpado de su familia, ya que sus padres son drogadictos. Los versos construyen correctamente el sentimiento de ausencia e impotencia. Aunque, pese a que el concepto de por sí es interesante, este último track no deja de sentirse fuera de lugar, con una producción que no alcanza los estándares correspondientes y con un cierre genérico y ya antes escuchado en la historia del grupo.

En síntesis, en GINGER, la boy band de California busca enfrentar no solo su pasado y cuestionar su futuro, sino que también toca tópicos como el de la fe y la fama. La evolución es evidente. La madurez del colectivo sigue llevándolos a experimentar más y logra en ese proceso un material más íntimo y personal. Es gracias a ello que la producción, en la mayor parte del proyecto, es admirable y destaca, por ejemplo, en momentos como No Halo e If You Pray Right. La genialidad, hay que admitirlo, todavía no abandona sus versos y beats. Sin embargo, uno no puede pretender que el álbum es perfecto. Tal vez la falencia más grande de la agrupación en este último record sea la falta de cohesión y armonía. Brockhampton, precisamente, ha construido un álbum que se siente como el intento de recuperar esos sustantivos. Todavía no lo logra del todo, pero este es el camino que deberían seguir.

Debajo del parlante

Puedes escuchar este disco en las siguientes plataformas:

Imagen original:

«Porque nunca se gana una batalla dijo. Ni siquiera se libran. El campo de batalla solamente revela al hombre su propia estupidez y desesperación, y la victoria es una ilusión de filósofos e imbéciles». -El sonido y la furia

0 comments on “Brockhampton: GINGER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: